viernes, 27 de noviembre de 2009

Que bonita es mi tierra - Luis Bahamondes Alvear

El dramaturgo y ensayista Antonio Acevedo Hernández, en su libro Canciones populares chilenas, en 1939, señala que nuestro pueblo aprendió tarde a expresarse en sus cantos, y que sólo cuando se vio dueño de una personalidad ¬aunque no totalmente definida por su falta de libertad¬ compuso y cantó sus sentimientos. Refiriéndose evidentemente a las canciones de autor, no a las que provienen del folclore, agrega con vehemencia que Chile se limitaba a repetir canciones españolas, luego peruanas, mexicanas y argentinas que entraban por la industria cinematográfica existente en esos países, todo a causa de la incomprensión de los músicos chilenos y al sentir de la gente, no quedándole más remedio al público local que sumergirse en lo que provenía del extranjero: "Chile es un país que por causa de sus artistas sin personalidad, tiene el alma estrangulada", decía Antonio Acevedo Hernández.
Si bien por esos años ya la radiotelefonía comenzaba a marcar las pautas de lo que sería el gusto de las masas, aún sus artistas se desenvolvían en clubes nocturnos, teatros y espectáculos en vivo cuya audiencia era la elite de la sociedad chilena. Los discos también estaban reservados para un público con cierto poder adquisitivo que viajaba y gustaba de estar al día con la moda. Sin embargo, hubo compositores que se atrevieron a marcar pautas con lo que provenía de nuestra cultura tradicional como Diego Barros Ortiz, Luís Bahamondes y Osmán Pérez Freire, entre otros. Su temática estaba inspirada en "paisajes costumbristas", es decir, los motivos recurrentes serían todos aquellos elementos consignados en la vida campesina intuida desde la mirada citadina. Los ritmos y las estructuras musicales corresponden generalmente a tonadas y cuecas; luego, adaptándose a las nuevas preferencias populares utilizarán el bolero y el tango.
Don Luís Bahamondes Alvear, nació en el puerto de Valparaíso sin embargo al poco tiempo de iniciar su carrera artística como compositor e interprete, se volcó a desarrollar su repertorio en la canción tradicional, especialmente componiendo preferentemente tonadas, mas de 600 en su carrera, y solo unas pocas cuecas. De su pluma y creación nacieron las tonadas mas hermosas cantadas a nuestra tierra y sus hombres, tales como “Ende que te vi.”; “Échame a correr la bola”; “Que bonita es mi tierra”; etc., etc.… Cuenta Carmencita Ruiz, cantante del conjunto Fiesta Linda, creado por Lucho Bahamondes, que cuando compuso la canción que mas representa la fiesta huasa del rodeo,”Fiesta Linda”, Lucho Bahamondes no había asistido nunca a una corrida, y grande fue su sorpresa al participar en uno de ellos y darse cuenta que su canción reflejaba fielmente esta querida fiesta huasa.

Don Lucho Bahamondes, falleció un 18 de Septiembre, y no podía ser de otra forma. Aquellos que tocando una guitarra, avivando una tonada o una cueca en alguna de las fondas de nuestro país. Cada 18 de Septiembre callan sus instrumentos por un minuto en recuerdo y homenaje a Luís Bahamondes Alvear, a quien recordamos hoy.

Tierra, que bonita es mi tierra
Deja que te cante
Soy tu humilde adorador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada